Del contrato precario al contrato póstumo

Todo un salto cualitativo en la involución de la calidad del empleo. Leed.

“El trabajador madrileño Ginés Blázquez Jiménez, de 55 años, no estaba ni contratado ni dado de alta en la Seguridad Social cuando se topó con la muerte mientras revisaba una caldera. Tanto su contrato de trabajo como la subsiguiente alta en la Seguridad Social, los materializó su empresa cuando Blázquez llevaba ya más de una hora cadáver. El Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid investiga no sólo el accidente laboral del trabajador, sino también la supuesta falsedad documental y otras irregularidades que rodearon su fallecimiento.”

(Las negritas son mías)



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s