El síndrome de estocolmo del votante de encuestas

Esta ha sido la semana de ‘el cambio climático no es para tanto’. La brutalidad prima la perpetró Rajoy. El seguidismo ciego y fánatico hizo el restro. La ciencia sucumbió a la maldición de la politización y ya está el lío armado: ‘si los hechos me cotradicen, peor para los hechos’ (?).

Lo alarmante, cómo bien se duele La sábana de abajo, es que el empeño opositor (‘A todo que no’) cale en el borrego adocenado y fiel del partido de turno y que éste se empeñe en traicionarse a sí mismo y a la evidencia con tal de no dar su brazo a torcer.

La encuesta (no científica, como el primo de Revilla) en elmundo.es muestra el solo deseo de mentir, como en el chiste y con perdón, ‘por joder’. Los previsibles lectores del diario de Pedro J. intentan, con notable éxito, darle la razón a su líder. Casi lo están consiguiendo (nada menos que un 45% de lectores seguiría a su líder hasta el mismísimo infierno; nada que objetar, salvo el miedo a que logren arrastrarnos a todos con ellos)

encuestamundoclima_blog.jpg 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s