¿Puede la izquierda aprender de Inditex?

Las elecciones se acercan, las encuestas se multiplican y los cálculos obsesivos empeizan a dispararse. Entre la izquierda (a la izquierda del PSOE) cunde el debate sobre la posibilidad de que aquel Frente Amplio soñado por Llamazares haya perdido la oportunidad de convertirse en un actor político fuerte (decisivo en el Congreso). El nacimiento de Equo y la multiplicación de coaliciones de izquierdas en algunas circunspcripciones asusta a quienes creen que un abanico variopinto de siglas dividirá el voto de la izquierda.

Puede pasar. O no. La primera hipótesis parece la más extendida (“Si IU y Equo se hubiesen unido…”, se lamentan muchos). La segunda posibilidad no parece haber calado tanto.

¿Por qué es necesariamente malo que haya varias siglas netamente de izquierdas con posibilidades ciertas de conseguir escaños? Vale, la maldición de los restos perdidos es una pesadilla en algunas provincias donde muchos partidos -no solo los pequeños- se quedan a unos pocos cientos, cuando no decenas de votos de arañar un nuevo diputado.

Sin embargo, la otra posibilidad también es cabal. He aquí una provocación: Si Inditex tiene Zara, Pull & Bear, Massimo Dutti, Bershka o Stradivarius, para cubrir los gustos de una clientela diversa, ¿por qué las izquierdas no van a beneficiarse de tener diferentes propuestas para un electorado con ideas diversas?



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s