Un metro ligero llamado deseo

Hoy es viernes y arranca mi jornada laboral. Hoy se inaugura Metro Oeste, que según las previsiones electorales debía haberse inaugurado en marzo. Pero hoy no he podido estrenarlo. A las 13.00 horas, en la estación de Metro (¿pesado?) de Colonia Jardín el guirigay me ha llenado de esperanzas: al fin terminaban las largas esperas de autobús bajo el sol, bajo la lluvia…

Pero no. El horario normal del Metro Ligero será de 06:00 a 02:00; sin embargo, hoy los trenes no podían circular hasta las 15:00. ¿Por qué? Porque antes de empezar a prestar un servicio público a los viajeros había que hacerse la foto.

Espero que esta tarde, a la salida del trabajo, haya terminado el espectáculo y los usuarios/ciudadanos que pagamos el servicio podamos hacer nuestro viaje y, si queremos, nuestra foto.

Nota: En la web del Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid aún no aparecen las nuevas líneas, ni recorridos, ni horarios, ni planos… Espectáculo en Telemadrid, sí; información útil, abierta y permanente en Internet, por ahora, NO.

metroligero_blog.jpg

Anuncios

Imprime tu propio ‘popster’

Anoche le prometí a ‘La sábana de abajo’ que publicaría aquí el enlace que os va a permitir a todos esconder el gotelé bajo un gigantesco manto de arte pop.

Buscad la foto que queréis ampliar hasta la elefantiasis, dejaos seducir por el puntillismo del cómic e imprimid el gigantesco resultado.

En fotografía, el tamaño sí importa.

Hala, pinchad aquí y a redecorar las repúblicas independientes de vuestras casas (podéis bajaros el programa o, aún más fácil, trabajar con la versión on line)


Imprime tu propio ‘popster’

Anoche le prometí a ‘La sábana de abajo’ que publicaría aquí el enlace que os va a permitir a todos esconder el gotelé bajo un gigantesco manto de arte pop.

Buscad la foto que queréis ampliar hasta la elefantiasis, dejaos seducir por el puntillismo del cómic e imprimid el gigantesco resultado.

En fotografía, el tamaño sí importa.

Hala, pinchad aquí y a redecorar las repúblicas independientes de vuestras casas (podéis bajaros el programa o, aún más fácil, trabajar con la versión on line)


El alma está en el cerebro

“El secreto para entregarse a la crueldad es desprenderse de la responsabilidad: libres del sentido de culpa, aparece el lado más oscuro de la naturaleza humana.”

El alma está en el cerebro. Radiografía de la máquina de pensar. Eduardo Punset. Aguilar. Madrid. 2006. 342 páginas. 18,50 euros.

(Al hilo del espeluznante ‘experimento Milgram’)


Sí, tenemos remedio

A pesar de todos, tenemos remedio.

Visto, mientras miraba esta salvajada, en Deux et machina, que dice haberlo visto en La Petite Claudine.


Serio análisis sobre la calidad del papel higiénico

Parece una broma, sobre todo cuando proliferan los estudios idiotas, pero, con menos prejuicios uno descubre que este artículo de Consumer, la revista de Eroski, es un ejemplo de verdadera información de servicio público.

Se trata de todo un sesudo análisis sobre la calidad de diferentes marcas y modelos de papel higiénico localizables en el mercado español: simpática introducción histórica, pruebas de resistencia en laboratorio, panel de muestreo con usuarios, relación calidad/cantidad/precio…

“Así, una vez ponderados los resultados de todos los ensayos realizados y primando los criterios que más influyen en la elección de un papel higiénico u otro (un 53% a la suavidad, un 19% a la capacidad de absorción, un 18% a la resistencia, un 7% a la practicidad y un 3% al aspecto visual) se comprobó que ninguno resulta “muy satisfactorio”, Scottex Megarollo, Foxy, Renova Progress XXL y Scottex acolchado de tres capas alcanzan el “satisfactorio” mientras que el resto no pasan del “correcto”.”

El objeto de estudio es escatológico (o todo lo contrario) y la fuerza del humor del cacaculopedopis es irrefrenable, pero Consumer, como el grupo Eroski en general, vuelve a ignorar la aburrida agenda de los medios con un curioso artículo de verdadera utilidad.

En serio, parece interesante. Por higiene mental.

Ved el gráfico:

 Gráfico: Papel higiénico


2007

Han sido horas extrañas, las últimas. En cuatro días en los que me descolgado del blog han sucedido cosas demasiado importantes. Tengo algún miedo: el síndrome del año en blanco. Por dónde empezar. Por el final, supongo.

Se derrumbó 2006. Se desplomó sobre Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate. La esperanza no es de hormigón: por eso es frágil, por eso, tal vez,  sobreviva en algún agujero humeante.

No quisiera ser 2007. Parece que llega como un invitado no deseado, humillado, avergonzado, resignado, culpable, inevitable. Casi se oye a diciembre preguntarle a este enero: “¿Qué haces aquí? Aún tengo asuntos pendientes”. Enero sólo obedece, pero la orden es injusta.

Espero una rebelión de este soldado, espero que vengue a diciembre. Este día 1 es un verdugo con sentimientos.

Yo no me rindo.

Podemos hacer, no desear, que 2007 sea un año feliz.